Invisalign en Valladolid

Invisalign es el nombre de una ortodoncia que lleva ya bastantes años en el mercado y que pese a su popularidad, es en cierto modo desconocida por parte de la población, y es que precisamente su objetivo es el de pasar desapercibida tal y como vamos a conocer a continuación.

¿Qué es Invisalign?

El Invisalign es un tipo de ortodoncia que se caracteriza por entrar dentro de la catalogación de ortodoncia invisible.

Permite una completa alineación de los dientes del paciente, para lo cual se utilizan unas fundas transparentes que se diseñan de forma personalizada para cada persona, y que se irán cambiando generalmente cada dos semanas para llevar a cabo la evolución necesaria en el posicionamiento de las piezas dentales.

Estas fundas son removibles, es decir, el paciente las puede retirar muy especialmente a la hora de comer o de llevar a cabo la higiene bucal, con lo cual resultan más cómodas y permiten grandes ventajas con respecto a otras alternativas odontológicas.

    ¿Qué podemos hacer por ti?
    Pide tu cita para valoración

    Política Protección de datos*

    ¿Para qué casos está indicada esta ortodoncia?

    Es importante tener en cuenta que el Invisalign consigue corregir un amplio abanico de problemas dentales como son:

    • Apiñamiento de los dientes.
    • Dientes salidos hacia delante.
    • Huecos entre los dientes.
    • Mordida cruzada.
    • Mordida invertida.
    • Problemas de sobremordida.

    De cualquier manera, será el dentista el que se encargará de realizar un estudio previo que le permita determinar la viabilidad de esta técnica odontológica en función de las características del paciente.

    Ventajas de Invisalign frente a otros sistemas

    Algunas de las principales ventajas de la técnica Invisalign son:

    • Se trata de fundas transparentes, por lo que es un aparato odontológico invisible.
    • Es una ortodoncia más cómoda, ya que no produce heridas, llagas o rozaduras.
    • Se puede quitar o poner cuando sea necesario.
    • Permite comer cualquier tipo de alimento, para lo cual no hay más que retirar la funda.
    • Mejora la higiene bucal puesto que evita la acumulación de restos y facilita la limpieza.
    • Tan sólo hay que limpiar la funda con agua y jabón.
    • Es un tratamiento odontológico más corto.
    • Las consultas con el dentista u odontólogo son más cortas, ya que no hay que estar colocando alambres ni pegando brackets, por lo que requieren menos ajustes.
    ×