Entradas

Tanto si vamos a colocarnos una prótesis dental removible como si optamos por los implantes dentales, en muchas ocasiones será necesario que nos sometamos a una cirugía preparatoria previa, cuya denominación es cirugía preprotésica oral.

Cuándo es necesaria la cirugía preprotésica

El objetivo de la cirugía preprotésica en las clinicas dentales en Valladolid, es garantizar un resultado óptimo de las diversas prótesis dentales.

Para conseguir estabilidad, funcionalidad y comodidad, los pacientes pueden necesitar mejoras en la mandíbula, los dientes y los tejidos orales antes de colocarse implantes dentales o prótesis.

Añadimos que hay pacientes no necesitan ninguna preparación quirúrgica para conseguir unos dientes de sustitución estéticos y estables.

Para averiguar si la cirugía oral preprotésica es o no necesaria, el odontólogo realizará un profundo estudio tridimensional de nuestra cavidad bucal, al objeto de conocer con precisión el estado real de la mandíbula, del paladar, de todas las piezas dentales y de las encías.

Procedimientos de cirugía oral preprotésica

Los procedimientos de cirugía preprotésica más habituales son los que siguen:

  • Extracción de dientes o eliminación de raíces y restos de dientes
  • Tratamiento de dientes impactados en las encías
  • Extracción de tejidos de la encía enfermos o sobrantes
  • Eliminación de protuberancias óseas
  • Regeneración o remodelación del hueso de la mandíbula

Recuperación de la cirugía preprotésica

Los distintos procedimientos conllevan diferentes tiempos de recuperación. La cirugía para preparar los implantes dentales o las dentaduras postizas es generalmente de carácter menor, salvo en los casos de regeneración mandibular que requieren injerto de hueso.

Los primeros días después de someterse a la cirugía, los pacientes tendrán molestias e hinchazón. Los antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno o el paracetamol, suelen servir para controlar los síntomas.

Adicionalmente, los pacientes deben evitar un exceso actividad física y sólo consumir líquidos y alimentos blandos hasta que los tejidos orales intervenidos estén suficientemente curados.

En caso de notar síntomas de infección u observar que las molestias no disminuyen con el curso de los días, el paciente debe concertar una consulta urgente con su odontólogo.

No es lo mismo realizar un implante de un diente frontal, como un canino o incisivo, que sustituir una muela por un implante.

Los implantes de muela entrañan una mayor complejidad que los de diente, por lo que el odontólogo de nuestra clínica dental en Valladolid ha de valorar cuidadosamente el estado de los dientes molares antes de tomar una decisión definitiva acerca del tratamiento implantológico.

¿Cómo están distribuidas nuestras muelas?

La dentadura humana se compone de un total de doce molares: seis de ellos están en la mandíbula superior, tres a cada lado la misma. Y lo mismo sucede en la mandíbula inferior.

Las muelas que están más cercanas a los premolares se llaman primeros molares, a continuación están los segundos molares y los terceros molares o muelas del juicio son los que están más próximos la faringe.

¿Cuándo colocar un implante de muela?

Si solo hay una muela afectada, el implante parece la solución más lógica, salvo que hablemos de los terceros molares. Las muelas del juicio no suelen ser sustituidas.

Cuando los que están afectados el primer molar y el segundo, dos implantes pueden ser la mejor solución.

Y lo mismo puede decirse cuando las tres muelas se han perdido o deben extraerse: con dos implantes sirve, ya que la muela del juicio no se sustituye.

Alternativas a los implantes de muela

Si el molar afectado es el primero, la solución alternativa al implante dental es un puente de una sola pieza.

Si se trata del segundo, el puente solo podrá colocarse si el estado de la muela del juicio lo permite.

Si son dos, no siempre será factible la solución del puente. Y si los tres están en mal estado, podemos colocar un implante en el sitio del segundo molar y utilizar un puente entre este y el tercer premolar.

Finalmente, cuando la mayoría de molares y premolares están afectados, la solución funcional y económica es una prótesis permanente, fijada a un implante situado en el lugar del primer premolar y otro colocado en el hueco dejado por el segundo molar.

Tras la colocación de un implante dental, es muy importante seguir las pautas que indica el odontólogo, logrando de esta forma obtener los mejores resultados en el menor plazo de tiempo posible. Sin embargo, en algunos casos se puede llegar a producir un rechazo, de manera que vamos a conocer las razones y los síntomas de rechazo implante dental para poder actuar con rapidez en el caso de que se produzca.

¿Se puede producir un rechazo implante dental?

Hay que tener en cuenta que, aunque los rechazos no son habituales en los implantes dentales, nunca vamos a estar completamente exentos de ellos, y es que siempre existe una mínima posibilidad de que se pueda llegar a producir.

Según indican desde nuestra clínica dental en Valladolid, tan sólo se suelen observar problemas de rechazo implante dental en aproximadamente un 2% de las intervenciones, por lo que el 98% restante se traducen en éxito.

Razones más frecuentes

Existen algunas razones principales por las que se pueden producir un rechazo implante dental:

  • Problemas para la realización de la osteointegración, a menudo por falta de hueso suficiente.
  • Higiene bucodental incorrecta.
  • Dificultad para mantener la higiene en el entorno del implante.
  • Presencia de enfermedades como gingivitis, piorrea y diabetes.
  • Aparición de infecciones en la boca.
  • Baja calidad de los implantes o del cemento utilizado para su unión.
  • Consumir tabaco en exceso, pudiendo afectar negativamente sobre todo a las encías.
  • Cálculo del implante mal realizado, el cual finalmente soporta mayores fuerzas de las esperadas.

Principales síntomas de rechazo implante dental

Sobre todo es muy importante aprender a conocer cuáles pueden ser los síntomas que nos den a entender que se esté produciendo un rechazo del implante:

  • Notamos dolor o algo de molestia cuando rozamos o presionamos el implante.
  • El implante se mueve con gran facilidad.
  • La forma comienza a estar inflamada.
  • Se observan molestias en la masticación.
  • Durante la palpación realizada por el odontólogo en la visita, notamos dolor o sensación de molestia.

Las prótesis dentales son una solución que permite a tu dentista en Valladolid, la completa restauración de las piezas dentales del paciente, lo cual tiene una doble ventaja que es la recuperación de las capacidades de masticación, y por supuesto también permite recuperar la estética y la sonrisa.

Qué son las prótesis dentales

Una prótesis dental es un tipo de dispositivo fabricado de forma artificial y que es diseñado específicamente para cada paciente por separado.

El objetivo es conseguir la restauración de una o varias piezas dentales, evitando que se note la diferencia con respecto a su dentadura original.

Este tipo de prótesis dental se realiza en un laboratorio en base a un molde y a unas indicaciones obtenidas por parte del dentista, y en cuanto a los materiales utilizados, dependiendo de cada caso pueden variar, pero normalmente se trata de acrílico, porcelana y distintos metales con unas características muy particulares para mejorar la resistencia y las funciones naturales de los maxilares.

Para qué sirven

Las prótesis dentales tienen tres objetivos principales que son:

  • Estético: ayudan a recuperar la estética del paciente, con una sonrisa más natural.
  • Funcional: recupera la pronunciación así como la capacidad de masticación.
  • Evitar problemas: además, también ayuda a evitar diferentes problemas como la impactación de alimentos, movilidad de los dientes colindantes, problemas de higiene, maloclusión, etcétera.

Tipos de prótesis que existen

Existen diferentes tipos de prótesis que se resumen en las siguientes:

Prótesis sobre dientes y prótesis sobre mucosas

Son las prótesis que se colocan directamente sobre los dientes originales del paciente o sobre sus encías.

Existen dos tipos principales que son:

  • Prótesis fijas sobre dientes o mucosas: son aquellas que se colocan de forma fija en el paciente, de manera que no las puede retirar.
  • Prótesis removibles sobre dientes o mucosas: el paciente podrá retirarla cuando sea necesario. En este caso pueden ser prótesis removibles parciales si tan sólo se retira una parte de las piezas dentales, en cuyo caso pueden ser de resina y acrílico o de estructura metálica, o también pueden ser prótesis removibles completas cuando se trata de una prótesis completa y el paciente puede retirar todas las piezas dentales.

También hay otra clasificación que es:

  • Prótesis completa sobre dientes o mucosas: son prótesis en las que se sustituyen todas las piezas dentales de la mandíbula o del maxilar.
  • Prótesis parciales sobre dientes o mucosas: tan sólo se sustituyen piezas determinadas, conservando el resto.

Prótesis sobre implantes dentales

En este caso existen dos tipos de prótesis que son:

  • Prótesis removibles: se utilizan diferentes sistemas de fijación para crear una dentadura que pueda ser retirada por parte del paciente. Estas prótesis se utilizan para personas que han perdido todas sus piezas dentales.
  • Prótesis fijas: no pueden ser retiradas por el paciente, y a su vez se pueden dividir en dos tipos que son las realizadas directamente sobre implantes o las prótesis híbridas, que están especialmente indicadas para los que han perdido todas sus piezas dentales, siendo de esta manera una dentadura completa que se fija sobre una estructura metálica.

La masticación sin piezas dentales durante largos periodos de tiempo u otras razones, como infecciones, pueden provocar la pérdida de hueso y encía. Nuestro dentista en Valladolid dispone de la tecnología más avanzada para permitirte recuperar mordida.

¿Por qué se pierde hueso?

  • Las caries que no se han tratado a tiempo
  • El tabaco influye también en la pérdida de las estructuras óseas
  • Infecciones
  • Enfermedades periodontales

¿Por qué no se pueden colocar implantes sin hueso?

Los implantes dentales se basan en la colocación de un tornillo osteointegrable, y para ello requieren la existencia de una base ósea sólida en la que poder asentarse. Ante la falta de esta base, sólo nos queda como alternativa la regeneración ósea mediante el uso de las modernas técnicas.

¿Qué ventajas tiene la regeneración ósea?

  • Las regeneración ósea te permitirá disfrutar del implante a pesar de haber perdido esa estructura, pero además tras la colocación del implante podrás frenar la pérdida de encía y de hueso.
  • Gracias a la colocación de los biomateriales y al implante, podrás recuperar la estética de la zona, la correcta oclusión, la mejora de la masticación, la reducción de daños al resto de dientes que se ven forzados a hacer más presión y problemas cervicales.
  • Las regeneración ósea te permitirá disfrutar del implante a pesar de haber perdido esa estructura y tras la colocación del implante, podrás frenar la pérdida de encía y de hueso.

Gracias a la colocación de los biomateriales y al implante se podrá recuperar la estética de la zona, la correcta oclusión, la mejora de la masticación y la reducción de daños al resto de los dientes, que se ven forzados a hacer más presión. Además evitarás problemas cervicales.

×